Contáctanos

Acceso Usuarios

Entrevista a Otto Wissner

MANO A MANO: OTTO WISSNER
Por Manuel del Arco

Wagner. Los Festivales de Bayreuth. El Gran Teeatro del Liceo. "Parsifal". Todo el mundo habla del acontecimiento. Se han hecho públicas cifras. Millones. Pero bueno será que echemos un vistazo telón adentro, donde muchos hombres han trabajado en el montaje, de lo lindo... Otto Wissner: jefe de decoraciones, autor de los decorados, director de los efectos, con el jefe de luminotecnia Paul Eberhardt. No se ha perdido un ensayo

- ¿La obra, de las tres, más difícil de poner en escena?

- "Parsifal"; por las rápidas mutaciones y porque hay que mover pesados velos de tul y el ciclorama, que miden veintidós metros de alto por cicuenta y tantos de largo, y en perfecta colaboración con los efectos de luz.

- ¿Cuánta gente trabaja en la tramoya?

- Conmigo vienen cinco especialistas de Bayreuth; además está el jefe de máquinas del Teatro del Liceo con cuarenta hombres. Y en las luces, Eberhardt, siete técnicos de Bayreuth y el electricista español con seis hombres.

- ¿Los decorados los han traído de Bayreuth, o están realizados aquí?

- Todo está hecho en Barcelona.

- ¿Se los llevarán?

- Son propiedad del Patronato.

- ¿Cuántos focos hay instalados?

- Le puede informar el señor Lain, el electricista jefe del Liceo.

Este declara que el Liceo, con una carga máxima de doscientos kilovatios, ha operado con cien aparatos de potencia superior a mil vatios.

Ahora Otto Wissmer me presenta al jefe de maquinaria del Liceo con el que ruego de que haga constar su nombre: Constancio Anguera. Dice que se han entendido con la mirada...

- ¿Las representaciones de Bayreuth son exactamente así?

- Sí, desde que se estilizaron en 1951.

- ¿Usted ha montado todas las de Bayreuth?

- Sí, estoy allí toda la vida. También estuve en la Opera de Berlín, en la Gran Opera imperial, cuando asistia el Kaiser.

Quiero hacer un poco de historia con él, pero prefiere que concrete la cuestión en Wagner...

- ¿No han perdido carácter los Festivales, estilizándolos?

- Después de la guerra, la gente quedó sorprendida y desorientada, y hubo quienes rechazaron la estilización creada por Wieland Wagner; pero año tras año se han ido convenciendo, y hoy la aprueban por unanimidad.

- ¿A usted le gusta Wagner?

- Mucho, además, por haberme dedicado a él, descubro constantemente matices nuevos.

- ¿Le atrae la música a fuerza de oírla, o se metió usted a esto porque le gustaba Wagner?

- Quise ser cantante, pero con mi corta estatura hubiera hecho un "Parsifal" sin perspectivas; quizá un "Lohengrin" al fondo de la escena, mas al acercarme a la batería se hubiera roto el encanto.

- ¿No le cansa tanta ópera?

- Estoy en ella desde mi más tierna infancia.

- Supongamos que no tuviera que trabajar, ¿vendría a oír una vez más a Wagner?

- Ya lo creo.

- ¿Y pasaría por taquilla?

- Seguro.

- ¿Y pagaría una butaca?

- Son muy caras, iría allá arriba, que se oye lo mismo.

- Usted es un wagneriano de altura...

DEL ARCO

 

FUENTE:

LA VANGUARDIA ESPAÑOLA

17-IV-1955, p. 3