Contáctanos

Acceso Usuarios

LA LOCURA DE LA MASONERÍA ASIGNADA A WAGNER

“MISTERIOS DE LAS GRANDES OPERAS”
Editado por el Centro Rosacruz de Barcelona, autor Max Heindel
No deja de ser asombroso que una Asociación que tiene ‘fama’ en el mundo moderno, como son los Rosacruces, editen un libro repleto de las más locas y kafkianas interpretaciones sobre Wagner, y mostrando además creencias más propias de adivinos callejeros que de personas sensatas.
Pero lo malo es que no se trata solo de creencias propias sino de asignar a la obra de Wagner interpretaciones extravagantes.

Empecemos por el pobre cisne muerto por la flecha de Parsifal.
Podemos leer: “El espíritu al resurgir e iluminarse ha sido representado simbólicamente en todas las religiones en forma de ave. En el momento del bautismo, cuando el cuerpo de Jesús estaba en el agua, el Espíritu de Cristo descendió sobre él en forma de paloma.
"El Espíritu se mueve encima del agua", un agente fluídico, como los cisnes se mueven en el lago debajo del "Yggdrasil", el árbol de la vida de la mitología nórdica, o en las aguas del lago en la leyenda del Graal. El ave es, por consiguiente, una representación directa de la más alta influencia espiritual; y por este motivo los Caballeros tenían razón de lamentarse por su pérdida. La verdad tiene muchas facetas. Hay por lo menos siete interpretaciones adecuadas de cada mito, una para cada mundo y mirado desde el punto de vista material y literal, la compasión nacida en Parsifal y el acto de romper su arco marcan un paso definitivo en la vida superior. “
Dejando aparte la curiosa idea de que todo mito tiene 7 interpretaciones por lo menos, una por cada mundo, o sea hay 7 mundos…  pero en fin, aparte de esta multi-mundialidad: La idea de la compasión, que se inicia en Parsifal al ver el ave muerta, se convierte en una extraña teoría sobre las aves convertidas en ‘Espíritu’. Y por si quedaba duda de lo extraño, leemos seguidamente en referencia al Cisne del ‘Lohengrin’:
“El cisne puede moverse en varios elementos. Puede volar en el aire con gran velocidad; puede pasearse majestuosamente sobre el agua y por medio de su largo cuello puede explorar las profundidades e investigar lo que haya en el fondo de un lago no demasiado profundo. Es por consiguiente, un símbolo muy apropiado del Iniciado, quien, por el poder desarrollado dentro de sí mismo, es capaz de elevarse a regiones superiores y moverse en diferentes mundos. Al igual que el cisne vuela por el espacio, el que haya desarrollado los poderes de su cuerpo del alma puede viajar en él por encima de montañas y lagos. Como el cisne se sumerge debajo de la superficie del agua, así también el Iniciado puede ir por debajo de la superficie de los abismos en su cuerpo del alma, al cual no pueden inferirle desafío ni el fuego, ni la tierra, ni el aire, ni el agua”.
Supongo que hay varias aves que nadan, vuelan y se sumergen en agua, desde el Pelícano al Martín Pescador, pero de esos no se habla.

Tras ello nos encontramos con el tema de Kundry, para la que se empieza indicando que “Kundry va vestida de Túnica de serpiente en el primer acto, dicen, ‘símbolo de la doctrina del renacimiento, porque lo mismo como la serpiente echa su piel capa a capa, exudándola de su cuerpo, también el ego, en su peregrinación evolucionaría, emana de sí mismo un cuerpo tras otro…”.. no recuerdo que Kundry vaya de serpiente en el texto wagneriano, pero aun así la similitud no deja de sorprender, toda vez que eso de ir de ‘cuerpo en cuerpo’ el ego se nos asemeja más a las películas de seres extraterrestres ‘invasores de cuerpos’ que a algo wagneriano.
Tras ello nos explica que Kundry muere en el final de la obra…. Y la razón no es que por fin haya sido redimida por Parsifal de su pecado, la burla de Cristo, sino que ha alcanzado no ya la redención de la falta sino el estado de liberación mencionado en el Apocalipsis: "Al que venga yo le convertiré en un pilar de la casa de mi Dios y ya no saldrá más de allí." Un ser semejante trabajará por la humanidad desde los mundos superiores… lo que me parece bastante excesivo dado que no recuerdo que Kundry haya hecho nada extraordinario aparte de arrepentirse y merecer el perdón del Redentor.
Leemos:
“En aquel estado del desarrollo, el espíritu no puede remontarse al cielo sino cuando el cuerpo se ha dejado dormido o ha muerto. Pero en el último acto, Kundry, el cuerpo, va también al Castillo del Grial, porque ahora está dedicado al yo superior y cuando el espíritu, lo mismo que Parsifal, ha llegado a la meta, entonces ha alcanzado el estado de liberación mencionado en el Apocalipsis: "Al que venga yo le convertiré en un pilar de la" casa de mi Dios y ya no saldrá más de allí." Un ser semejante trabajará por la humanidad desde los mundos superiores, no necesita ya ningún nuevo cuerpo físico, porque está más allá de la ley del Renacimiento, y por esta razón Kundry muere...”
Estar más allá de la Ley del Renacimiento nos conducirá más tarde a la extraordinaria teoría de la reencarnación….

Pero mientras tanto veamos a Alberic convertido por semejante interpretador en ‘el más avanzado tipo de humanidad’ y ‘los primeros que fueron provistos de almas’ que emigraron a las montañas ¿?... no se sabe porque….
“Como queda dicho, el oro, tal como estaba depositado en su estado informe encima de la roca del Rhin, representa al espíritu universal que no es de la propiedad exclusiva de nadie y Alberic simboliza al más avanzado tipo de la humanidad, que se veía empujado por el deseo de conquistar mundos nuevos. Estos individuos eran los primeros que fueron provistos de almas por el espíritu interno y emigraron a la parte montañosa; pero hallándose ya en la atmósfera clara del mundo ario, tal como lo conocemos hoy, se reconocieron clara y distintamente como entidades separadas. Cada uno se daba cuenta de que sus intereses eran distintos de los de los demás y de que para tener éxito en este mundo tenía cada uno que conquistarlo para sí mismo con su propio esfuerzo; tendrían que cuidar de sus intereses sin tener en cuenta los de los demás. “
Francamente no vemos en Wagner nada que tenga que ver con esta curiosa explicación, ni montañas para Alberic, ni esa atmósfera clara del mundo ario’ donde Alberic descubre su ‘yo’.

En algún texto, y no solo en el que vamos a reproducir, se nota que el autor no se ha leído bien ni el texto de Wagner. Por ejemplo en lo referente a la lanza de Wotan y las runas sagradas grabadas en ella.
Dice el autor: “El poder espiritual de la religión está simbolizado por la vara mágica de Aarón en la Biblia, por la lanza mágica de Parsifal en el mito del Grial y por la lanza de Wotan en el cuento del Nibelungo. Para fijar el arreglo hecho con los gigantes, se grabaron letras mágicas en el mango de la lanza, que quedó de este modo debilitada,…..”.
Las runas no se graban en la Lanza de Wotan para fijar el arreglo con los gigantes, sino que están de mucho antes, y precisamente por esas leyes es por lo que Wotan debe satisfacer lo pactado.

Veamos otra de esas asignaciones gratuitas que desconciertan a cualquiera, esta vez dedicado al caballo Grane de Brunilda. Dice: “Brunhilde era el jefe de estas hijas de Wotan y su caballo Grane era el más rápido de los corceles. Este animal -que había llevado siempre tan lealmente en sus lomos al espíritu de la verdad, ella lo dio a su marido, porque la verdad puede siempre ser considerada como la novia de quien la ha encontrado. Por esta razón, el caballo es el símbolo de la rapidez y decisión, con las cuales uno que se ha casado con la verdad es capaz de escoger acertadamente y de distinguir entre la verdad y el error, pero sólo en el caso de que permanezca fiel.
Así, con el amor de la verdad en su corazón y montado sobre el caballo del discernimiento, Siegfried sale para librar la batalla de la verdad y traer el mundo cautivo a los pies de Brunhilde.

Vaya, el noble Grane convertido en ‘el caballo del descernimiento’, y es regalado por Brunilda a Siegfried porque la verdad es novia de quien la ha encontrado… en fin, ni en sus mejores sueños a Wagner se le hubiera ocurrido algo semejante al incluir a Grane en su obra, más llevado por su gran amor a los animales que por el ‘descernimiento’.

Pero donde se supera todo lo anterior es cuando trata de interpretar el famoso brebaje del olvido que le dan a Siegfried. La ‘nueva vida’ de Siegfried tras olvidar su pasado es según el autor una confirmación de la creencia de Wagner en la Reencarnación, de forma que Siegfried es ‘reencarnado’ de nuevo más que afectado de olvido.
Y sigue el autor con su teoría: “Cuando los estudiantes se dan cuenta del hecho de la reencarnación, generalmente se extrañan de que se les haya borrado la memoria de sus vidas pasadas y muchos están poseídos de un deseo abrumador de conocer el pasado. No pueden comprender la ventaja derivada de la bebida letal del olvido y miran con envidia a las personas que afirman que conocen sus pasadas vidas, cuando aseguran que han sido reyes, reinas, filósofos, sacerdotes, etc. Hay, sin embargo, una intención muy benévola en este olvido, porque ninguna experiencia tiene valor en la vida si no es por la impresión que deja por medio de la experiencia "post-mortem" en el purgatorio o en el cielo. Esta impresión actúa entonces de tal modo que al mismo tiempo dirige, evita o provoca a cierta línea de acción, y esta provocación o impulsión, aunque disociada de la experiencia, o más bien por estar disociado de la experiencia
(…)
De modo semejante, cuando hemos tenido cierta experiencia en la vida, sea agradable o al contrario, se condensa en la experiencia después de la muerte, dejando una impresión en el alma, para prevenir, si es del purgatorio, y para estimular, si es del cielo. En una vida posterior, cuando se presente una experiencia semejante a la que provocó la impresión, la vibración es notada por el alma.

Así la bebida es en realidad un veneno mortal, Siegfried muere y se reencarna en su propio cuerpo, y el olvido es debido a su nuevo nacimiento. Cuando al final retorna a un cierto recuerdo es debido a que tiene “una experiencia semejante a la que provocó la impresión, la vibración es notada por el alma”… Siegfried recuerda su vida anterior en parte…  por supuesto nada en Wagner hace pensar que creyera en la reencarnación y mucho menos que su obra tenga nada que ver con esa teoría. Pero los locos pretenden asignar sus neuras a los genios, para así justificarse a sí mismos.

Si pasamos a Tannhäuser, la cosa se complica un poco más: Venus existe, en la realidad actual, pues ‘hay espíritus’ que bajo ciertas condiciones el hombre puede contactar (quizás tomando cocaína…).
“Nuestros pensamientos son como diapasones: despiertan ecos en otros que son capaces de responderlos y el pensamiento apasionado de Tannhäuser le lleva por consiguiente a lo que es llamado: "la Montaña de Venus".
Igual que en "El Sueño de una noche de Verano" de Shakespeare, este relato de cómo él encuentra la Montaña, de Venus, cómo la encantadora diosa le hace entrar, y cómo queda allí retenido en las cadenas de la pasión por sus encantos, todo esto no es enteramente pura fantasía. Hay espíritus en el aire, en el -agua y en el fuego, y bajo ciertas condiciones el hombre entra en contacto con ellos.
No mucho quizás en la atmósfera eléctrica de América pero, sobre toda Europa, particularmente en el Norte, hay extendida una capa de atmósfera mística que ha creado ciertas condiciones es favorables para que los habitantes de aquellas tierras puedan ver a estos elementales.
La diosa de la belleza, Venus, de la que se habla aquí, es realmente una de las entidades etéreas que se alimenta de los humos de los deseos bajos, en la satisfacción de los cuales la fuerza creadora es derrochada en grandes- cantidades.
Caramba, tenemos en Europa, pero no en América, una atmósfera mística donde viven ‘seres elementales’. Y así Venus existe hoy en esa atmósfera, que es donde la encontró Tannhäuser.

Para explicar el tema de la negativa de perdón del Papa sobre el pecado de Tannhäuser, el autor nos ‘ilustra’ con una de las frases exquisitas de la locura:
“Aunque la leyenda esté envuelta en la fraseología medieval y católica y aunque podamos descontar la idea de que cualquier persona tenga poder de perdonar pecados o de negar la absolución, ella contiene verdades espirituales que se hacen cada año que pasa más evidentes. Trata del pecado imperdonable: el único pecado que no puede ser remitido sino que tiene que ser expiado. Como ya sabemos, Jehová es el más alto Iniciado del Período de la Luna, el gobernador de los ángeles, quien durante el presente día de manifestación, trabaja con nuestra humanidad a través de la Luna. Él es el autor de la generación y el factor principal en la gestación; el que da la prole al hombre y a los animales, usando el rayo de la Luna como vehículo de trabajo ....”
Hay pues un pecado imperdonable que la Luna no debe poder curar con su rayo benéfico…

Del Lohengrin solo comentar otro recuerdo de la Reencarnación, en este caso Elsa. ¿Por qué merece Elsa el envío de un caballero de alma noble para salvarla?...  La pregunta no deja de ser interesante, puesto que seguramente muchos otros humanos están con problemas y no tienen un Lohengrin que los salve de ellos… pero la explicación del Rosacruz no deja de sorprendernos:
“Elsa es hija de un rey, pertenece, pues, a la más noble estirpe. Nadie que no sea "bien nacido", puede pretender ser servido por un caballero como Lohengrin; esto no quiere, decir, que en la humanidad haya superiores o inferiores, pues lo que aparece así es debido solamente a nuestro grado de evolución. Cuando un alma ha estado mucho tiempo en el escenario de la vida y ha pasado por la escuela de muchas existencias, entonces, gradualmente, adquiere aquella nobleza que es el resultado de haber aprendido las lecciones y obrado según las líneas de conducta trazadas por los maestros de la escuela, nuestros Hermanos Mayores, que ahora están enseñándonos las lecciones de la vida. La nobleza ganada por el afán de ejercer misericordia hacia nuestros hermanos menos adelantados, es la llave para obtener su favor y por esta razón, cuando Elsa estuvo en un serio apuro, un alma noble es enviada para guiarla.

O sea, Elsa es un alma que ha tenido diversas reencarnaciones, y en ellas ha logrado ganarse bondades y nobleza, siguiendo las enseñanzas de Hermanos Mayores (¿serán Rosacruces?), y es ese conjunto de hechos de sus anteriores reencarnaciones lo que hace merecer la intervención especial.
Como podemos ver los masones Rosacruces tienen un grado de locura realmente importante, pero al asignarlo a Wagner cometen además el delito de estupidez.

“WAGNER Y LA FRANC-MASONERIA”, POR FRANÇOIS MOLIN
Y eso que el texto empieza correctamente indicando en negrilla que ‘Wagner no fue nunca franc-masón’.
Richard Wagner solo tuvo relación cuando era director del Teatro de Magdeburgo, dando algunos conciertos en la Logia de esta ciudad.
Es lamentable que se dé luego credibilidad a una declaración del hijo de Feustel en la revista ‘Bayreuther Bundesbaltr” indicando que Wagner había pedido ser iniciado en la Logia de Bayreuth en 1872, a su llegada a esta ciudad, pero le fue negada por su anti semitismo y su amistad con el Rey Luis II católico ferviente. Esto es completamente absurdo, Wagner era un cristiano ferviente, y más en estos años, para siquiera pensar entrar en una logia liberal y anti cristiana, cuando había además denostado claramente al liberalismo.
Para colmo es bien conocida la manía de la Masonería en achacar la permanencia a sus logias de todo genio que exista en la historia, inventándose, si es necesario, las razones para ello.
En este caso se inventan ‘la imprenta masónica en las obras de Wagner’…
Como ejemplo esclarecedor de esta barbaridad está su prueba de la visión masónica en la Tetralogía…. Siegfried, dice, como Tamino y Pamina en ‘La Flauta Mágica’ sufre las cuatro pruebas iniciáticas: la tierra, el aire, el fuego y el agua… la tierra por medio de la gruta y el dragón… el aire con la comprensión de canto del pájaro en el bosque, el fuego cuando puede atravesar el fuego mágico que protege a Brunilda, y el agua al efectuar el Viaje a través del Rhin…
En fin, con estas pruebas puede ser masón hasta Jesucristo….
Y en Parsifal… la ceremonia del Graal se celebra cuando el Sol está en su cenit, que es la hora del ritual masónico… genial!. Cuando los católicos rezan el Angelus a mediodía también deben ser masones.
Parsifal es el ‘iniciado perfecto’ según este texto, y así se va por el mundo haciendo masón a cualquiera.