Contáctanos

Acceso Usuarios

Tristán y el sentido del honor

Wagneriana, nº26. 1997. Autora de la biografía "Mathilde Wesendonck, ou, Le rêve d'Isolde", (1990) 424 páginas Actes Sud (Musique) ; ISBN : 2868695728
Tristán y el sentido del honor
Por Judith Cabaud

 

En “Mi Vida”, Richard Wagner menciona como comienzo de la composición de su gran obra maestra “Tristán e Isolda”, la fecha de octubre de 1857, un mes después de terminado el poema, el famoso 18 de septiembre. Trabaja deprisa: el primer acto queda listo para Año Nuevo y empieza ya a instrumentar el preludio. Se encuentra, en esa época, bien instalado en Zurich en la casita bautizada con el nombre del “Asilo”, a pocos metros de la Villa Wesendonck. Su vida, muy ordenada, al parecer, tiene como puntos culminantes las horas de trabajo, los largos paseos y las lecturas de autores españoles recientemente traducidos al alemán, especialmente la obra de Calderón. Pese a los corrientes problemas materiales de la vida cotidiana, así como la precaria situación financiera de sus amigos Wesendonck cuya inmensa fortuna se encuentra amenazada de ruina por el crack bursátil americano, Wagner cuenta imperturbablemente como el marido,

Leer más: Tristán y el sentido del honor

Mathilde Wesendonck

Por Judith Cabaud (1)

 

Las biografías de Wagner me indicaban las fechas de composición del “Tristan”: el poema escrito de un tirón en un mes, entre agosto y septiembre de 1857 y la música compuesta en Zurich, en Venecia y acabada en Lucerna en 1859. Se hacía mención de un cierto Otto Wesendonck que ayudaba a Wagner en el plano financiero y de su encantadora esposa, Mathilde que, aunque burguesa, tenía en alta estima las obras del maestro.

Leer más: Mathilde Wesendonck