Por Joaquín Marsillach

 

[p. 5] Salzburgo, 23 de Julio de 1882.

El pensamiento que mueve á Wagner desde los albores de su laboriosa vida artística, es grande. El nombre del Maestro de Bayreuth pasará á la posteridad, no por haber introducido nuevos perfeccionamientos en la forma, sino por haber creado una forma nueva, única y racional del Drama, en un concepto elevado é independiente de las precarias condiciones de nacionalidad y del gusto individual. Si no fuera por esos genios singulares que brillan de tarde en tarde, y que se llaman Newton, Descartes, Miguel Angel, Shakspeare [sic], Calderón ó Rubens, la cultura humana quedaría estacionaria (por paradójico que esto parezca) corriendo tras de la perfección dentro de formas conocidas, sin llegar nunca, ó llegando con mucha lentitud, á descubrir nuevos horizontes.

Leer más: Parsifal. Peregrinación a la meca del porvenir

Impresiones de mi visita a Wagner
Por Joaquín Marsillach

***

 

marsillachJoaquín Marsillach Lleonart nació en Barcelona en 1859 y murió en 1883. Fue precisamente la enfermedad que le llevó a la muerte la que le abrió los ojos al wagnerismo. A los 18 años su padre le llevó a las saludables regiones de Suiza y fue en el "Parque Inglés" de Ginebra donde Marsillach escuchó por primera vez una obra de Wagner. El deseo de saborear este arte nuevo en toda su intensidad y de conocerlo en toda su grandeza le hizo asistir a importantes audiciones en las ciudades más filarmónicas que recorría, estudiar las partituras de Wagner y leer las obras de sus comentaristas.

En 1878 apareció su libro "Ricardo Wagner"[Cap. IV] inspirado en  "El drama musical" de Schuré. 
En 1882 asistió al estreno de "Parsifal", y a raíz de esto se hizo muy amigo de Wagner, a quien ya había conocido en 1881. Referente a sus visitas a Wagner se conserva el siguiente manuscrito, inédito, conservado por la familia del arquitecto César Martinell. 
[Copiado y traducido de: "L' obra de Richard Wagner a Barcelona" de Alfonsina Janés. Barcelona, 1983] 

Leer más: Impresiones de mi visita a Wagner

Capítulo IV de su libro "Ricardo Wagner". Barcelona, 1878 
El festival de Bayreuth 
Por Joaquín Marsillach

"Para que un hecho sea grande 
deben reunirse dos condiciones: 
la grandeza del sentimiento  en 
los que lo realizan y la grandeza 
del sentimiento en los que lo 
presencian" 
NIETZSCHE.


Lo primero que en lo referente á las ideas de Wagner llama nuestra atención al par que capta nuestras simpatías, es el entusiasmo por el Arte que en ellas se descubre, el deseo ardiente de que este Arte sea una verdad en todas sus partes: el Arte a medias,

Leer más: El festival de Bayreuth

Contáctanos