Bayreuther Blätter, 1935. Wagneriana, nº44. 2002
Por Friedrich Basser

 

Cuando el joven Siegfried Wagner estuvo en Frankfurt estudiando arquitectura se encontró alíi a un inglés varios meses más joven que él, a quien había atraído el ardiente amor por la música alemana especialmente las obras de Richard Wagner. Los dos jóvenes veinteañeros se unieron en una amistad vital muy íntima siendo ambos hijos solares de dos familias nobilísimas constituyendo una juventud solar de seres humanos armónicos libres y autoconscientes y formándose en las fuentes más puras del saber y del arte con tendencias a la belleza clásica.

Leer más: Clement Harris, el amigo de Siegfried Wagner

Contáctanos