Weimar, 9 de octubre de 1889:

¡Apreciada Señora! 
Probablemente estará sorprendida por no haber recibido noticias mías durante tanto tiempo. No he querido molestarla, apreciada Sra., con asuntos de escaso interés, así he aplazado mis cartas hasta poder informarla sobre mi primer “Lohengrin”, que sintiéndolo mucho se retrasó del 20 de septiembre al 6 de octubre. Finalmente, tras una increíble serie de ensayos, por lo que aquí se acostumbra, tuvo lugar la representación el pasado domingo. Dos ensayos de orquesta de cinco horas cada uno, un ensayo de escena y una serie de pruebas, asimismo en escena, de los solistas y el coro, acompañados con piano, hacían prever un gran éxito, pero la representación sólo me satisfizo en parte. La orquesta, reforzada con excelentes músicos, mostró grandes progresos en los pianos y pianissimos alcanzando delicados matices, su interpretación de los Preludios del primer y tercer actos fue muy buena, con el tempo lento que a usted le gusta, lo cual les infundió una gran belleza.

Leer más: Correspondencia Richard Strauss- Cóssima Wagner

Contáctanos