Contáctanos

Acceso Usuarios

D

Richard Wagner y Anton Bruckner. Historia de sus encuentros

Monsalvat, nº70. 1980. Traducido por Marcelo Cervelló
Richard Wagner y Anton Bruckner. Historia de sus encuentros.
Por Otto Daube

 

wagnerMunich, 10 de junio de 1865: se produce el estreno absoluto de “Tristán e Isolda”, de Wagner.

Acontecimiento extraordinario —todos los grados de la experiencia resultaban conmocionados— que llevaba del asombro a la admiración, de la admiración al arrebato, del sobresalto a la lucidez...

Por el nacimiento de un nuevo universo sonoro.., a través de un enriquecimiento hasta entonces desconocido de los medios de expresión annónicos e instrumentales...

Entre los ilustres huéspedes que habían acudido al estreno —y que comprendían al doctor A. de Gasperini, de París, que había sido médico de cabecera de Wagner; a los húngaros Michael Moszongi y H. v. Rosti; a los jóvenes compositores Felix Draeseke, Adolf Jensen, Louis Köhler, Joachim Kalliwoda y Peter Cornelius, y a muchas otras personas procedentes de Berlín, Viena, Dresde, Wiesbaden, Weimar y Königsberg— podía observarse, tímido y apartado, a un hombre de estatura singularmente reducida, cuyos ademanes parecían a primera vista torpes y desmañados.

Leer más: Richard Wagner y Anton Bruckner. Historia de sus encuentros

Schumann y Wagner

Montsalvat, nº10 y 12. 1974
Por Otto Daube

“Reinó entre nosotros un firme afecto, una amistosa confianza”.

Richard Wagner “Mi Vida”

I

 

Hans Pfitzner, el compositor de “El pobre Enrique”, de “La Rosa del Jardín del Amor”, de “Palestrina”, y de tantas obras maestras tanto orquestales como de música de cámara, rindió homenaje en sus sonetos junto a E.T.A. Hoffmann, Arthur Schopenhauer y Albert Lortzing, a sus grandes maestros Richard Wagner y Robert Schumann, los “amados dioses de sus años de juventud”, los “amigos de su madurez” (“Palestrina”).

Leer más: Schumann y Wagner

Subcategorías